La propiedad intelectual víctima de la piratería

PUBLICACION - BOGOTÁ -> 2018-09-11

La piratería es un problema de dimensiones internacionales que afecta la economía del mundo, pues consiste en una actividad criminal que mueve mucho dinero a nivel global, perjudicando directa e indirectamente a los comerciantes autorizados.




La piratería es un problema de dimensiones internacionales que afecta la economía del mundo, pues consiste en una actividad criminal que mueve mucho dinero a nivel global, perjudicando directa e indirectamente a los comerciantes autorizados que deciden expandir sus negocios a otros países.

Las principales consecuencias de la piratería recaen en temas económicos, inquietando a los fabricantes, consumidores e incluso al Estado. Este fenómeno se presenta ya que las mercancías falsificadas ofrecen precios más bajos, para los fabricantes piratas, ya que no incurren en gastos publicitarios, que sí son asumidos por los verdaderos titulares marcarios.

Las autoridades aduaneras, a nivel mundial, se vieron en la necesidad de intervenir, buscando poner fin a esta situación. El control fronterizo funge un papel trascendental en el comercio internacional, luchando por proteger y hacer valer los derechos de propiedad industrial e intelectual, especialmente en temas marcarios, combatiendo y/o previniendo la falsificación y/o comercio de productos.

Ahora bien, estas medidas en frontera parten del principio que la comercialización internacional de productos y/o mercancías se lleva a cabo de manera transfronteriza, por lo que resulta necesario realizar una adecuada vigilancia en las fronteras de los distintos territorios, en donde cubra la totalidad de los puertos, es decir aéreo, terrestre y marítimo, para así proteger sus marcas y/o nombres comerciales.

Lo anterior, con el ánimo de evitar posibles ingresos y/o salidas de mercancías falsificadas, lo cual trae consigo consecuencias para los titulares de marcas, tales como la infracción de los derechos marcarios, desviación de la clientela, confusión entre los consumidores, y actos de competencia desleal.

Por tal motivo, resulta indispensable proceder con el registro de las marcas ante las oficinas Aduaneras, quienes ya han implementado mecanismos de control que les permiten determinar qué tipo de mercancía es susceptible de ser falsificada y vulnerar los derechos de propiedad intelectual e industrial.

Una vez hecho el registro ante la Oficina Aduanera, inicia la labor de vigilancia y en caso de encontrar algún tipo de mercancía pirata, se procede con la detención de estas mercancías falsificadas, informando a los interesados.

El proceso de vigilancia y control aduanero culmina con la destrucción de la mercancía falsificada, la interposición de una acción judicial o un levante de la mercancía, este tipo de acciones podrán tener variaciones en sus nombres o procedimientos dependiendo de las diferentes jurisdicciones.

En consecuencia, CAVELIER ABOGADOS, empresa líder en la protección de la propiedad intelectual, y con más de 65 años de experiencia en estos temas, ha venido actualizando sus servicios para adaptarse a las nuevas necesidades comerciales de sus clientes, ofreciendo el registro y vigilancia aduanera a nivel internacional.

Consulte nuestro brochure sobre los servicios de Protección de marcas en frontera

Por Chantal Dejugnac, Abogada Asociada