Aportes al sistema de seguridad social de trabajadores independientes

NOTICIA - MEDELLÍN -> 2018-08-31

Mediante el artículo 135 de la Ley 1753, el gobierno nacional dispuso que los trabajadores independientes que perciban ingresos mensuales, iguales o superiores a un salario mínimo mensual legal, cotizarían mes vencido al Sistema de Seguridad Social.




En el año 2015 mediante el artículo 135 de la Ley 1753, el gobierno nacional dispuso que los trabajadores independientes que perciban ingresos mensuales, iguales o superiores a un (1) salario mínimo mensual legal vigente, cotizarían mes vencido al Sistema de Seguridad Social Integral; esta obligación fue reglamentada mediante el Decreto 1273 de 2018.

Así, se establece que los contratantes, sean públicos, privados o mixtos deberán retener y girar los aportes al Sistema de Seguridad Social Integral de los trabajadores independientes con quienes hayan suscrito contrato de prestación de servicios.

Es importante advertir que tal obligación será exigible cuando el contratante sea una persona jurídica; si por el contrario, el contratante fuese una persona natural, no estará obligado a realizar la retención mencionada. Así mismo, el contratista debe ser persona natural como quiera que las personas jurídicas no hacen aportes al Sistema de Seguridad Social.

En tal sentido, el Ingreso Base de Cotización (IBC) de este tipo de trabajadores independientes será el cuarenta por ciento (40%) del valor mensual de cada contrato, sin incluir el valor total del Impuesto al Valor Agregado (IVA), siempre que el IBC no sea menor al Salario Mínimo Mensual Legal Vigente, ni superior a veinticinco (25) Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes.

En contratos cuya duración sea inferior a un mes, la retención y pago al Sistema de Seguridad Social se realizara por la cantidad de días trabajados, y el IBC no podrá ser inferior a la proporción del Salario Mínimo Legal Mensual Vigente.

Ahora, si se trata de un contrato de duración y/o valor indeterminado, no habrá lugar a la mensualización mencionada anteriormente, si no que se calcularán los aportes con base en los valores que se generen en el correspondiente periodo de cotización.

De igual forma, la nueva normativa trae consigo la obligación de la empresa de reportar las novedades sobre inicio, suspensión y terminación del respectivo contrato de prestación de servicios, a través de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (PILA).

Este importante cambio en materia de seguridad social comenzara a regir a partir del 1° de octubre de 2018, correspondiente al pago del periodo de cotización del mes de septiembre de 2018.

 
Si están interesados en conocer con detalle el impacto que esta jurisprudencia tendrá sobre sus actividades no duden en contactarnos.

Foto por rawpixel on Unsplash