Diferencias salariales entre trabajadores con cargos iguales

PUBLICACIÓN - MEDELLÍN -> 2019-02-15

La aplicación del principio de igualdad salarial no tiene un carácter absoluto y depende del cumplimiento de ciertos elementos objetivos que deben estar debidamente probados al interior de cada organización.




En principio, los empleadores deben respetar el principio de igualdad salarial cuando los trabajadores cumplen con las mismas funciones, jornada, condiciones laborales y de eficiencia. La regla general es entonces el principio de igualdad y no discriminación retributiva en el ámbito laboral, es decir, a trabajo igual, salario igual. Sin embargo, ese postulado tiene algunas excepciones que han sido recordadas por la Corte Suprema de Justicia. [1]

Para el Alto Tribunal, no toda diferencia salarial, por sí misma, debe considerarse como un acto discriminatorio e injustificado del empleador.

En ese orden de ideas, se puede establecer un trato diferenciado basado en criterios objetivos que superen el libre arbitrio del empleador y que puedan resultar discriminatorias como, por ejemplo, el sexo, el origen nacional o familiar, o la postura política.

Lo anterior nos lleva a considerar que, en las buenas practicas que deben fijarse al interior de cada organización, el establecimiento de un “plan carrera” o de cualquier otra estructura que permita fijar rangos salariales con parámetros objetivos, será determinante para evitar posibles contingencias.

Para ello, vale la pena considerar elementos tales como la antigüedad, experiencia acreditada, formación académica y logros de productividad entre otros.

Por John Romero, Coordinador de la  oficina de Medellín

[1] Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral de Descongestión, Sentencia SL-52062018 (66403), noviembre 28 de 2018. MP: Dra. Dolly Amparo Caguasango Villota.