Las visas como herramienta de movilidad humana y consolidación de su negocio en el extranjero

PUBLICACION - BOGOTÁ -> 2019-04-22

Actualmente, el tránsito internacional de personas, bienes y servicios se ha vuelto una realidad constante, que ha tenido un impacto en el modo de hacer negocios.




El aumento de la movilidad humana, así como del flujo de capitales y del comercio entre los Estados ha incrementado el desarrollo de normas internacionales en lo relativo a la protección de los refugiados, las normas aplicables a los trabajadores migrantes, la regulación de la inversión extranjera y las reglas de contratación internacional, entre otros.

En este contexto, las visas constituyen una herramienta fundamental empleada por los gobiernos nacionales para regular el ingreso, permanencia y salida de las personas naturales extranjeras a su territorio, en el ejercicio de su soberanía nacional y con el fin de proteger sus fronteras. De igual manera, los Estados pueden pactar acuerdos de libre ingreso de sus nacionales y de extranjeros de otros países, según el principio de reciprocidad, o hacer parte de acuerdos que permitan la libre circulación de personas, en el marco de procesos de integración, como es el caso del Acuerdo Schengen en la Unión Europea.

Alrededor de cinco millones de colombianos viven en el exterior, principalmente en los Estados Unidos, y en segundo lugar en España, según cifras de la Cancillería. Por tanto, se torna de fundamental importancia, el análisis de las dinámicas migratorias, la integración y vinculación de los migrantes colombianos a los servicios del Estado en el cual residen en el exterior.

El trámite de solicitud de visas es de suma complejidad y requiere de un estudio jurídico previo de la situación personal del solicitante, así como de su modelo de negocio. Es indispensable solicitar el tipo de visa adecuado, el cual le permita al individuo trasladarse según sus necesidades, garantizando la protección de su familia y de sus negocios.

Por ejemplo, en Estados Unidos, las visas se clasifican en dos grandes grupos: visas de inmigrante y visas de no inmigrante. Las visas de inmigrante están dirigidas a personas que tienen intención de vivir y trasladarse a los Estados Unidos, mientras que las visas de no inmigrantes se dirigen a personas con residencia permanente fuera de los Estados Unidos pero que desean visitar el país o residir de forma temporal, como, por ejemplo, por viajes de turismo o estadías cortas.

Es importante tener en cuenta que, según el tipo de visa otorgado, los beneficios son distintos: libre tránsito para ingresar y salir de posibilidad de residir y trabajar en dicho país, posibilidad de invertir en el territorio, posibilidad de hacer negocios y actividades comerciales e incluso posibilidad de obtener la nacionalidad a mediano plazo. Las visas pueden ser de carácter personal, es decir aplicarse solo al individuo solicitante, o también pueden extenderse a beneficiarios del solicitante, como por ejemplo su familia.

En CAVELIER ABOGADOS les brindamos nuestra asesoría jurídica para la regularización de su situación migratoria en cualquier parte del mundo, así como las herramientas para la consolidación de su negocio en el extranjero, en un mundo en el cual las fronteras en el comercio han disminuido de forma paulatina y la movilidad de personas se ha consolidado como una realidad constante.

Por Angela Schembri, abogada del Departamento Internacional.


[1]Departamento Nacional de Planeación. “DNP inicia caracterización de los colombianos residentes en el exterior”, 23 de junio de 2017. En:  https://www.dnp.gov.co/Paginas/DNP-inicia-caracterizaci%C3%B3n-de-los-colombianos-residentes-en-el-exterior-.aspx  (Consultado en Marzo de 2019).